Puntos de Encuentro Familiar

Para mayor información: gestiona@aieef.org

AIEEF gestiona puntos de encuentro desde el año 2003.

Los usuarios de los PEF son familias que han recorrido caminos con un alto nivel de conflictividad, algunas incluso con situaciones de presuntos abusos y violencia que requieren visitas tuteladas.

Esto ha producido múltiples situaciones en las que en definitiva los menores se encuentran con serias dificultades para mantener vínculos con alguno/a de los/las progenitores.

Siempre ha resultado muy difícil para el sistema judicial lograr el cumplimiento de sentencias en cuanto al tema de visitas. El Punto de Encuentro Familiar es un gran facilitador en este sentido.

También lo es para el caso de familias de acogida y las relaciones de los niños/as con sus familias de origen, así como con los menores tutelados.

Es muy importante para llevar a cabo está gestión disponer de un modelo teórico claro de intervención, dedicación individualizada de cada caso, profesionales altamente capacitados y una supervisión continua tanto desde el punto de vista técnico como personal del equipo para obtener resultados satisfactorios para todas las partes.

AIEEF con sus 25 años trabajando con familias puede ofrecer este tipo de servicio en todo el territorio del estado Español y puede asesorar su puesta en marcha y gestión en Latinoamérica


EDADES DE LOS MENORES DE LAS FAMILIAS DERIVADAS AL PEF:
 
  • img_escanear00019599_orig

TIPO DE INTERVENCION


img_escanear00021458_orig

 

                                                Procedencia de los casos


img_escanear00035101_orig


                   PORCENTAJE DE CASOS POR VIOLENCIA DE GÉNERO

 

img_escanear00041217_orig

 

                        NIVELES DE SUPERVISION / INTERVENCION

 img_escanear00056103_orig

 

De nuestra experiencia en Madrid, España, podemos conocer ciertos datos estadísticos que permiten prever la tarea a realizar en ellos


La tarea se realiza teniendo en cuenta tres niveles de intervención:

BAJO

Los factores de riesgo y de dificultad y conflicto son mínimos, tanto en los intercambios como en las estancias.

MEDIO

Apropiado en los casos de conflicto importante, habilidades parentales pobres, riesgo de violencia bajo, progenitores con abuso de sustancias tóxicas o problemas psicológicos / psiquiátricos.

ALTO

Cuando hay serios riesgos o dificultades y la primera preocupación es la seguridad del menor y otras personas de su entorno.

 

Es muy importante tener en cuenta en este tipo de intervención una ajustada valoración del síndrome de alienación parental (SAP),


Necesidad social detectada:

Desde la aprobación de la Constitución en España el régimen de derechos y libertades que se abre con ella produce el hecho de que emerjan necesidades familiares a las que dar respuesta; estas son las de parejas que requieren se regularice legalmente su condición de ruptura. La solución de esas necesidades se concreta pues con la promulgación de la Ley de Divorcio de 1.981 que regulariza los procesos de separación de las parejas que desean acogerse a ella. Dado el breve espacio de tiempo transcurrido desde la promulgación de la ley en nuestro país, existe una falta de tradición al respecto para la creación de alternativas de solución ante las necesidades que estas situaciones generan.

Dichas necesidades son:

¨ Los nuevos cuidados que dispensan a los menores afectados por los conflictos que generan las separaciones y que puede traducirse en contradicciones, dejación de obligaciones y desatención.

¨ Atención de las carencias de los menores que se ven involucrados en situaciones de dificultad, manipulación, obstrucción y hasta violencia dentro del propio proceso.

¨ Que los menores mantengan contacto con ambos progenitores como garantía para su armonioso crecimiento.

¨ Posibles sentimientos de abandono ante el impedimento del contacto con un progenitor promovido por el otro. Esta circunstancia de duelo produce en el niño una experiencia de abandono, lo que se traduce en factor de alto riesgo frente a situaciones de deterioro personal (anorexia, fracaso escolar, conductas disruptivas,...).

¨ Las derivadas de la vida cotidiana desde la presencia de un único progenitor.

¨ Las de incorporarse el progenitor desde fuera a la vida cotidiana creada con la nueva situación.

¨ Falta de directrices al unísono que sigan orientando la formación integral de todos los miembros de la unidad familiar redefinida desde la separación.